Técnica fotográfica

Para ser un buen fotógrafo de Naturaleza se necesita un buen grado de conocimientos fotográficos generales y específicos de ésta modalidad fotográfica. Así mismo es necesario contar con conocimientos de campo suficientes -y cuantos más mejor- para poder realizar las tomas. Resulta imprescindible saber las costumbres, rastros, huellas, etc. de la fauna a fotografiar, como también conocer los cambios que producen el paso de las estaciones sobre la fauna, flora, paisajes, etc. Resumiendo, si no somos buenos naturalistas jamás llegaremos a ser buenos fotógrafos de Naturaleza.

Por otra parte, un comportamiento ético se deriva de nuestro respeto a la Naturaleza, porque para ser un buen profesional o aficionado en estas artes es necesario un  profundo amor hacia nuestro medio natural y todos sus ocupantes. Para muchos fotógrafos la consecución de una toma es primordial y son capaces de realizar cualquier tropelía por tal de conseguirla.